miércoles, 19 de septiembre de 2007





nunca te lo dije
pero esto fue lo que pasó
ese día




pensé que ibas a venir a dormir a casa
así que preparé todo para recibirte
limpié y ordené la habitación
separé algunos discos
quería cumplir una pequeña fantasía
bailar con vos
escuchando standards de jazz

del jardín
arranqué una rama de lavanda
y la froté en la almohada
supuse que te iba a gustar ese detalle
inclusive te imaginé sonriendo
con los ojos cerrados
acercando la nariz a la funda

esa noche
no dormimos juntos
ni esa noche ni ninguna otra
me acuerdo que volví a casa tarde
y me acosté
conciente de que iba a encontrar un olor
que no pertenecía a la cama

no pude evitar
dejar un espacio libre en la almohada
era el espacio que hubieras ocupado vos
no quise usarlo
por si decidías venir

4 comentarios:

Lacónica dijo...

estos versos que parecen confesiones
sé que me gustan porque los escribe un hombre
esta es una confesión sexista

Maga dijo...

me da ganas de llorar este poema
por lindo eh


muy buenos todos los poemas

Cosima dijo...

Muy lindo lacónico y un poquín triste.

Ella se lo perdió.

lo rigby dijo...

muy lindo