sábado, 24 de mayo de 2008




Alquilo un duplex en costa bonita, cuando era chico veníamos con mi familia a pasar las vacaciones en esta zona.
No es un lugar particularmente lindo pero tuve que volver, me quedaron recuerdos bien marcados, creo que el primer recuerdo que tengo de la playa lo recibí acá.
Pero no vuelvo por la playa, que no está tan mal, pero el agua es fría y a unos kilómetros de acá hay un caño enorme, oxidado, que va directo al agua y no se que transporta.
Probablemente no sea del todo saludable meterse al agua en estos balnearios.
Lo que me llama la atención de costa bonita es la zona de médanos.
Se llega fácil, cuando pasás la zona utilitaria de los duplex, que es el perímetro en el que está la parrilla, los piletones para lavar la ropa y el tendedero, ya estás ahí.
Los médanos ocupan kilómetros.
Y el contraste es grande, por que alrededor de los duplex crece una planta rastrera muy verde, supongo que tiene algún parentezco con los cáctus, pero no tiene espinas.
Asi que pasás del verde al amarillo.
Si sacara una foto podría decir que es de otro país, parece un lugar salido de otra clase de geografía.
Lo que hago es llenar una botella con agua, ponerme algo liviano y a caminar.
Hay que hacer un esfuerzo para subir, bajar, algunos médanos son profundos y los pies tienden a hundirse.
Paro al mediodía, cuando ya pasé la fase de caminata, la parte física del evento, en ese momento ya puedo sentarme y disfrutar.
Hace algunos años estaba caminando, había salido despúes del mediodía, en vez de alejarme del duplex manteniendo la playa a la derecha, que es el punto de referencia que uso, caminé de espaldas a la playa, alejándome del mar.
No se cuanto tiempo caminé, pero con el cambio de posición del sol el color de la arena fue cambiando, pasó a tener un tono anaranjado.
Estaba en un médano de los altos y vi algo que se movía, como a docientos metros.
En esa zona no abunda los orgánico, mas bien todo lo contrario, te podés encontrar con alguien que está haciendo lo mismo que vos, que es alejarse, tomar distancia, pero no mucho mas que eso.
Así que cuando vi esas manchas de colores en movimiento, después de intentar enfocar la vista y descubrir que era, caminé lento hasta donde estaban.
Era una columna de cangrejos, que no terminaba de fluir, de izquierda a derecha iban los crustáceos.
La suma de todos los pasos generaba un ritmo sordo, la arena absorve el sonido.
Me arrodillé para verlos de cerca, había visto otras veces cangrejos, pero nunca tantos. Y había de diferentes tamaños, las crías eran verdes, con algunos tonos grices, los adultos tenían el caparazón violeta y zonas de color naranja, y estaban los otros, los más grandes, los que se paraban en dos patas como estrategia de intimidación.
No se cuantos años vive un cangrejo, pero se los veía antiguos, parecían salidos de un volcán, tenían una pigmentación como de mineral, de óxido.
Me levanté, me sacudí la arena de las rodillas y busqué con la mirada el final de la peregrinación pero la columna no tenía resagados, creo que era toda la colonia.
No se de donde venían, hasta donde se estaba a pocos kilómetos de la playa, del otro lado imagino que había campo, así que tenían que estar marchando a la costa.
La escena me causó gracia, me acuerdo que me reí, me di vuelta y volví al duplex.
Unos días después volví a buenos aires, en una reunión con amigos comenté lo que había visto, pero no me creyeron, y eso que estaba con la gente con la que crecí, hablo de amigos a los que conozco desde hace quince años o mas, pero parece que la anécdota les sonaba poco creible.
Pensé mucho en esa imagen, los cangrejos cruzando los médanos, pero había que seguir haciendo cosas, de a poco me fui olvidando, pasaron los meses, hasta que un día sonó el teléfono.
Era uno de los amigos que estaban en la cena, a los que les había contado lo de costa bonita, me dijo:
_ Prendé el televisor ya mismo_ y cortó.
Fui hasta el comedor, encendi la tele y lo vi.
Los cangrejos habían llegado hasta Portugal.

5 comentarios:

EmmaPeel dijo...

Costa Bonita!

mucha piedra, mucho viento

Julieta dijo...

el oleaje me trajo hasta acá.
Lindos amarillos y verdes.
Agradable duplex empapelado de mar.

Un gustazo!

Lu dijo...

qué buen final

Palabras dijo...

qué lindo, me encantó!

teodoradorna dijo...

Llamado abierto a lectores, visitantes, amigos y amigos de amigos:

Viendo y considerando que es preciso sacarse la tierra de encima y también las ganas, hago una invitación abierta para que cada uno arme un club de fans, yo por mi parte quiero expresar mi simpatía por algunas casas y sus dueños y si es por querer también quiero por imágenes, la propuesta es la siguiente o admite varios formatos, cada propietario de blog debería tener una imagen tipo logo para que los que somos su fan poder tomarla prestada y adornarnos nuestra propia casa/blog, ( si es por tener publicidad prefiero que sea de las personas que leo y me gustan mucho) la variables son:
A) que cada uno lo suba a su propio blog como una imagen y después los que somos fan tomamos el préstamo oooooooo
B) Ofrezco mi casilla de correo para que manden sus imágenes/logos y luego los pongo a disposición en mi blog para que los fans retiren su sticker. teodoradorna@gmail.com


Un abrazo como todos los días