viernes, 16 de marzo de 2018

¿Hay lectores sobrevivientes de la era blog?
Veremos, veremos.

El poema está lejos, se manifiesta como una pieza inmaterial,
difusa por el roce con el vacío,
o hablada en otro idioma.

¿Desde cuándo escribís, para qué lo estás haciendo,
hasta dónde querés llegar con esa palabra?
¿A un puerto, a una ciudad hiperpoblada y multicultural,
a la nieve sin adulterar,
al desierto
regenteado por la tribu que se comunica a través del ha ra bi?

El texto es cada vez más inexplicable,
porque la realidad es que conocemos, apenas, algunas palabras
de nuestro propio idioma.
Entonces, ¿qué implica escribir poesía?
¿Cuál es el alcance real de un poema?
¿Cuál es el recorrido físico un libro?

El poema está cada vez más horadado por el blanco,
no de lienzo, no de capa de óleo, no de cristalería mineral,
rodeado por el blanco de la intemperie,
el gran blanco de ahí afuera, de la distancia,
de los grados y grados de separación.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Aquí saluda un sobreviviente que disfrutó tu poema.

Unknown dijo...

Quisiera saber como conseguir tus libros... o alguna producción para poder girar por mi ciudad, Rosario. Tr dejo mi mail por si lo lees: mainardiandres@gmail.com . Gracias por escribir y resistir en la cultura del blog.