martes, 19 de enero de 2010



una foto del gran weegee
y un poema sin título, sin numeración


el aseo personal
la administración del oikos
consumen un porcentaje de vida
el resto
es crianza propia, en ocasiones ajena

el amor puesto en palabras
comercio en territorio extranjero
dátiles entregados en mano

sin una religión no se puede rezar
pero es posible tener fe
en el impulso del planeta que nos moviliza

si somos parte de la naturaleza
el proyecto personal se mixtura con el proyecto global
y está permitido
pronunciar la palabra evolución
sin recurrir a libros de teoría que sustenten el uso

oikos
oikos, cuerpo aseado y caminar en la zona de influencia
de alguien que tenga la capacidad
de sorprender

4 comentarios:

nv dijo...

muy lindo este poema, jonas! me gustaría que aparezcas en el último verso, así:

"oikos, cuerpo aseado y caminar en la zona de influencia
de alguien que tenga la capacidad
de sorprenderme'"

jonas dijo...

hey, gracias, me alegro que te haya gustado Noelia.

si, la pensé esa variante, sorprenderme en vez de soprender, pero en este caso se me dio por hablarle al cosmos (?) y mantener el poema un poco más abierto.

saludos

taparoja dijo...

jonas, lafoto me copa!, me hace acordar a ese ejercicio de ¨confianza¨ de teatro(?), eso de relajarte medio drogado, no sé medio trash de recital de rock y ups! contención..., en fin me deliré. el poema una delicia -as usual-!
beso!

jonas dijo...

hey, redtap !
si, no sé hasta que punto la imagen pega con el texto, pero la encontré y me gustó mucho...husmeá después por google, hay más fotos de ese fotógrafo.

me alegro que te guste el poema, es nuevito.