sábado, 29 de agosto de 2009



otra historia de vìnculos imaginarios:



paramos a 150 kilómetros de Buenos aires
en un descanso que está pegado a la ruta
todavía estamos cerca del departamento
pero el verde en los árboles es vital
es el tono de introducción a un viaje más largo

boca arriba, espalda al pasto, hacemos planes
para derrocarlos 5 minutos más tarde por falta de presidentes:
no tenemos dinero para irnos a vivir a otro lado
empezar de nuevo con otra clase de vida

arriba, un pájaro depredador atrapa a otro más chico en pleno vuelo
lo come en el aire
vos decis:
eso es un milagro

pasa un grupo de gente de nuestra edad
nos piden un trago de agua
nos hablan de una laguna que hay a pocos kilómetros
dicen que es un lugar hermoso, que tenemos que verlo
cuando se despiden todos levantan la mano al mismo tiempo

cierro los ojos y me decís al oído:
pensá en esta imágen :
burbujas subiendo sin un ritmo lógico
en cada una viaja una rana
que desembarca en la orilla y es recibida
por su nuevo mundo

hay que volver al auto
faltan horas para llegar a la otra provincia
pero es difìcil levantarse
entre los dos sumamos fuerza de gravedad
y acà se està bien, el pasto està tibio
se està en paz

1 comentario:

ella dijo...

pensé que los acentos afrancesados eran por el halo protector de la cerveza... pero se vé que la paz también te desordena los acentos.

=)